lunes, 22 de junio de 2009

¡Fuera químicos! Utilice productos ecológicos de limpieza


Cada día tenemos más productos químicos en nuestras casas. Compruébelo usted mismo: abra el armario de la limpieza y comprobará que tiene un producto para quitar el polvo, otro para limpiar los cristales, otra para los baños, para el fregadero, para los suelos de parquet, para los de terrazo, insecticidas, productos para la higiene personal... y así hasta completar la capacidad de los armarios destinados a estos productos (nunca hay huecos libres). Sin embargo, todos tienen un denominador común: contienen productos químicos, e incluso, algunos de ellos, altamente nocivos para la salud, sobre todo de los más pequeños de la casa.

¿Cuáles son estos productos? Sin ánimo de aburrirles, les diré que estos productos pueden contener glutaraldehído (un desinfectante muy poderoso), formaldehído, ácido clorhídrico (salfumán), tensoactivos (sustancia utilizada en detergentes para disolver la grasa), amoniaco, lejía (hipoclorito sódico)... y ya conocen las consecuencias que conllevan la mayoría: desde irritación al contacto con los ojos, quemaduras o erupciones en la piel hasta reacciones alérgicas y problemas respiratorios crónicos, además de diversos problemas ambientales.

La pregunta que se nos ocurre a todos es la siguiente: ¿es necesaria toda esta química para mantener limpia la casa o matar pequeños insectos? Desde la fundación Ecología y Desarrollo (ECODES) se ha editado una guía que presenta una serie de consejos prácticos para sustituir los productos más peligrosos por alternativas más seguras y, a la vez, ecológicas. Vamos con ellas:

- Para los azulejos, manchas en alfombras y puertas del horno pueden utilizar bicarbonato de sodio, dejándolo actuar de 15 a 20 minutos.
- En lugar de utilizar un producto limpia muebles, se puede quitar el polvo con un paño humedecido. Para limpiar más a fondo usen una mezcla de dos partes de aceite de oliva y una de vinagre. También pueden emplear cera natural para los suelos y muebles de madera, y aceite de linaza para los suelos de terrazo o ladrillo.

- Un sustituto para el limpia cristales es utilizar un periódico mojado y otro seco. También pueden mezclar agua con dos cucharadas de alcohol de quemar.
- Para desatascar, se puede verter por el desagüe un cuarto de taza de bicarbonato de sodio seguido de media taza de vinagre. Dejarlo tapado quince minutos para luego dejar correr agua caliente en abundancia.
- Existen productos de limpieza que se venden en herboristerías y tiendas ecológicas. Ni que decir tiene que son totalmente respetuosos con el medio ambiente.
- El vinagre es prácticamente mágico: diluido en el agua puede servir para fregar suelos ya que funciona como desinfectante. También puede ser sustituto del suavizante de ropa y como blanqueante de las prendas con manchas amarillas.
- Use preferiblemente jabón en polvo, rallado o en escamas y, si tiene que usar detergentes, que sean biodegradables y sin fosfatos, empleando la mínima dosis (olvídense de las recomendaciones de los fabricantes: sólo intentan vender su producto).
- El limón contiene aceites esenciales y bioflavonoides. Es antioxidante, quita las manchas y tiene un olor refrescante.

- Para la higiene personal, nada como los productos naturales y ecológicos. Existen muchas tiendas especializadas en estos artículos. Supongo que ya las conocen.
- Sustituya los ambientadores por plantas aromáticas o esencias naturales.
- En lugar de insecticidas, utilice plantas aromáticas como la albahaca, el romero o el tomillo, determinadas especies (como la guindilla molida contra las hormigas) o tiras de papel de estraza impregnadas en azúcar o vinagre.
En fin, prueben, al menos, alguno de estos consejos. Tanto su bolsillo como el planeta se lo agradecerán. Y si no les funcionan... tampoco habrán perdido mucho.

PD. Les dejo la tabla de símbolos de productos peligrosos que aparecen en los envases de los productos químicos.



2 comentarios:

Pedro Javier dijo...

¡¡¡Fuera químicos!!!
No parece ser un titular adecuado. Imagínese su vida sin químicos, si hasta usted no es más que química.
No creo que nadie piense que el bicarbonato no es un producto químico.
Basta ya de falsos lenguajes. El uso de la química puede ser buena o mala, pero nadie puede vivir sin ella. Recuérdelo la proxima vez que quiera ser sensasionalista y no olvide que la Química ha permitido alcanzar al ser humano una mayor esperanza y calidad de vida. No creo que nadie esté dispuesto a renunciar a ello.

Esther dijo...

Gestos tan normales como la limpieza de nustro hogar supone un riesgo para las personas que limpian y para las personas que estan a su alrededor..por innhalacion o por contacto convivimos con productos muy peligrosos. Esta pagina ofrece productos ecologicos muy eficaces, a precios razonables y ECOLOGICOS.Nos cuidana nosotros y a nuestro entorno, proporcionandonos una vida sostenible y de calidad. www.productosdelimpiezaecologicos.net